Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios,

¿ aceptas el uso que hacemos de las cookies.? Saber más

Acepto

COOKIES

Al aceptar esta política usted consiente el uso de las cookies utilizadas en este sitio web. 

Concepto de Cookie 
Una cookie es cualquier tipo de archivo o dispositivo que un sitio web descarga en el equipo terminal de un usuario (PC, Teléfono o cualquier otro dispositivo) con la finalidad de facilitar la navegación, almacenar, recuperar y/o actualizar datos. La cookies no daña su ordenador. 

Uso de las cookies en este sitio web 
Las cookies son una parte primordial y esencial del correcto funcionamiento de nuestro sitio web. Utilizamos cookies de:
- identificación
- para la navegación (suponiendo una mejora en la misma y una navegación más cómoda para el usuario)
- para análisis de la navegación (puramente estadísticas)
- para añadir productos al carrito y para comprar productos.

Este sitio web no usa las cookies para almacenar información personal, tampoco para dirigir publicidad nuestra. 

Quién usa las cookies de este sitio web? 
La información que se almacena en la cookies es usada exclusivamente por nosotros. A excepción de Google analytics, que es usada y gestionada por google y por nosotros con fines estadísticos. 
Es posible que al navegar por otras webs se publiciten anuncios de nuestros productos, la visualización de estos es gestionada a través de datos obtenidos mediante cookies a las que este sitio web tiene acceso. 

Desactivar cookies 
Usted puede desactivar las cookies. Sin embargo, si usted selecciona esta configuración tendrá dificultad para acceder a ciertas partes de nuestra página web, tener una navegación menos eficaz e incluso tener dificultad para realizar un pedido de forma correcta en este sitio web.

Puede bloquear, restringir, borrar o establecer las cookies que quiere que funcionen en este sitio web mediante la configuración del navegador:

 

Lo que sienten mis pensamientos

En esta lluviosa madrugada en Puente de la Reina (Navarra), siento que con cada uno de vosotros, a los que conocí, compartí o serví, he ido moldeando mi carácter.

Y que también de cada uno de los lugares a los que mi discurrir me llevó, recibí parte de mi esencia y eso me hace sentirme afortunado.

“Bienaventurado eres, Peregrino, cuando contemplas el camino y lo descubres lleno de nombres y de amaneceres...”

 

caminodesantiago

Reproducción del artículo publicado el día 19.02.2018 en el periódico IDEAL, en su página 58

cubierta Juan Carlos copia menos pesoHan pasado ya más de ocho años desde que nació el blog La Ciudad Comprometida. Aproximadamente 1400 post, siempre con regularidad y puntual a mi cita con cada uno de vo­sotros, y compartiendo mis reflexiones aquí o allá. En Granada, en Andalucía, en América… Y llevaba meses conven­cido de que necesitaba realizar una cierta mirada retrospectiva, pero so­bretodo una mirada a mi interior. Para mi propio aprendizaje pero también para contárosla, porque lo que pude aprender (seguramente  más sobre actitudes, métodos o estrategias) en realidad ya no me pertenece.

Y es así como ha surgido “Reflexiones desde La Ciudad Comprometida: Lo que sienten mis pensamientos”, una publicación en cuyas páginas va aflorando mi ideario personal y profesional, mi compromiso por vivir y mi compromiso por compartir lo que aprendí. En lo que quisiera que suponga un paso más en mi compromiso de humanizar los conocimientos que adquirí. 

Os será fácil apreciar los vínculos tan arraigados que tengo con mi tierra y con mis gentes, aunque reconozco también que cada vez se me ensanchan más esos términos, tras tantos años retando a la vida en mi condición de accitano y de granadino errante…

Pero os confieso que yo ya no sabría entenderme sin La Ciudad Comprometida. Porque ha sido a tra­vés de sus páginas virtuales como ha ido aflorando todo el sentido de mi yo, como persona, como ciudadano o como arquitecto… Para hoy poder vi­sualizar la magnitud que pueden llegar a tener los aportes personales y colecti­vos para esa tarea titánica, pero mara­villosa, de construir un mundo diferente, más justo, con mayores y mejores opor­tunidades para todos. Donde la esen­cia de lo que ha sido esté presente en el moldeado de lo que pueda ser.

Por eso para mí, La Ciudad Compro­metida es mucho más que un blog. Es un reto, es un afán, es un compro­miso que ayuda a explicar que todos los días, aquí o allá, en la red o en vivo, con palabras y sobre todo con los he­chos, cada vez somos más los que te­nemos claro que no podemos ser sólo espectadores en un mundo que cada vez nos gusta menos.

Soy arquitecto y con este oficio, solo apto para soñadores, se ha ido mol­deando mi carácter a medida que iba tomando cuerpo mi convicción de que yo, como todos, día a día, podía contribuir a que las cosas cambien a mejor… Y mientras os escribo se me eriza la piel al comprobar que, quizás también, la estela que dibujé durante todos estos años pueda servir de guía a otros que sientan la necesidad de im­plicarse de lleno en esa tarea.

Ya han pasado más de tres décadas desde entonces y me siento tre­mendamente afortunado por toda la experiencia que he acumulado como consecuencia de los numerosos pro­yectos de todo tipo en los que he tenido la suerte de intervenir. Con cada uno de ellos he crecido y madurado, pero no solo en conocimientos técnicos, so­bretodo en el grado de implicación colectiva que los arquitectos tenemos que asumir para la mejor construcción de nuestras ciudades…

No hace mucho escribí que no tenía duda alguna de que uno mis pilares esenciales ha sido mi maravilloso equipo, ya que unos y otros me ayudan cada día a conjugar la ética con la excelencia. Y otro de ellos ha sido la asunción de un creciente compromiso con la colectividad, con la arquitectura, con la armonía, con la equidad social, con el respeto a la memoria histórica, con la sostenibilidad… Y eso me lleva a pensar en tantos y tantos excelentes ciudadanos gracias a los cuales nuestras ciudades, nuestra sociedad, nuestro mundo, y en defini­tiva todos nosotros, somos sin duda un poco mejores.

Así pues, es mi intención poder acerca­ros a La Ciudad Comprometida, a tra­vés de algunas de mis reflexiones de estos últimos años, en lo que, de alguna manera supone un cierto balance sobre mi trayectoria profesional y personal, a caballo entre Europa y América, así como también algo de presentación del nuevo camino vital y profesional que he decidido recorrer.

Pero en estas reflexiones desde la ciudad comprometida sobre todo encontrarás ese pequeño manual que me ha permitido llegar a donde estoy hoy en día, y sobre todo a ser quien hoy soy. En la esperanza de que también a ti te pueda ser útil.

 

Te regalo mi libro REFLEXIONES DESDE LA CIUDAD COMPROMETIDA en el siguiente enlace:

https://gr-arquitectos.com/blog-la-ciudad-comprometida

Miércoles, 14 Febrero 2018 08:38

APORTAR SENSATEZ Y AYUDAR A SUMAR

Escrito por

IMG 5803 e1504646179802 644x859Los resfriados nos hacen estar groguis durante muchos días. Y ya sabéis del dicho: con medicación suelen durar una semana y sin ella apenas siete días… Así que hoy me siento como flotando porque aún lo estoy penando, aunque la parte positiva, que siempre la hay, es que podré trabajar desde mi hogar y con pocas interferencias enfrascarme en el último asunto que me han encomendado: un apasionante informe pericial a través debo armar un complejo puzle de actos administrativos que se dieron hace ya muchos años…

Ya se lo que estaréis pensando… ¿Y dónde está la diversión? Puede que diversión como tal no haya ninguna en esta tarea tan absorbente, en efecto, pero el caso es que soy bien consciente de que mi misión en este asunto (como en tantos otros) va a ser la de aportar sensatez y la de ayudar a sumar y a construir… Y es que, lamentablemente, sea por cuales quiera de los vicios de la condición humana,  lo cierto es que abundan aquellos que solo buscan restar y destruir. Por eso yo, como vosotros, soy testigo con bastante de frecuencia de asuntos, decisiones, acciones o iniciativas insensatas que solo buscan entorpecer,  restar, o destruir.

Y si además se trata de expedientes urbanísticos pues qué queréis que os diga porque siempre son sumamente complejos ya que se ven afectadas numerosas administraciones, cuyos trámites de alargan algunas veces por muchos años, y que finalmente se suelen ejecutar (construir) de manera dilatada,  y que además conforme va pasando el tiempo suelen afectar muchas personas o empresas.

aAí que, como os decía, hoy, que me encuentro rodeado de pañuelos de papel, quiero contaros a los más jóvenes que cuanto más holgada y diversa sea tu experiencia profesional mayor capacidad tendrás para desembrollar, ordenar y clarificar los asuntos complejos… Y seguramente también tendréis mayor capacidad de convencer a los demás.

Por eso, nunca agradeceré suficientemente a la vida la oportunidad que he tenido de proyectar y ejecutar más de 1.000 proyectos de todo tipo; o de planificar en más de 100 lugares, sean barrios, ciudades o territorios; trabajando para las más diversas administraciones sectoriales, para empresarios de casi cualquier actividad, o asesorando a los grupos sociales más diversos. Y casi siempre con el apoyo de numerosos especialistas que me fueron enseñando mucho. Y es que no hay nada como una vida profesional dilatada, diversa y compleja para ayudarte a mirar las cuestiones difíciles de la vida, con la oportunidad de incorporar todos los matices que cada situación deba requerir.

Así que hoy lo tengo claro, y ni el soporcillo de mi resfriado podrá hacer mella en mi voluntad,  me dedicaré a apagar un incendio administrativo (y judicial).