Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios,

¿ aceptas el uso que hacemos de las cookies.? Saber más

Acepto

COOKIES

Al aceptar esta política usted consiente el uso de las cookies utilizadas en este sitio web. 

Concepto de Cookie 
Una cookie es cualquier tipo de archivo o dispositivo que un sitio web descarga en el equipo terminal de un usuario (PC, Teléfono o cualquier otro dispositivo) con la finalidad de facilitar la navegación, almacenar, recuperar y/o actualizar datos. La cookies no daña su ordenador. 

Uso de las cookies en este sitio web 
Las cookies son una parte primordial y esencial del correcto funcionamiento de nuestro sitio web. Utilizamos cookies de:
- identificación
- para la navegación (suponiendo una mejora en la misma y una navegación más cómoda para el usuario)
- para análisis de la navegación (puramente estadísticas)
- para añadir productos al carrito y para comprar productos.

Este sitio web no usa las cookies para almacenar información personal, tampoco para dirigir publicidad nuestra. 

Quién usa las cookies de este sitio web? 
La información que se almacena en la cookies es usada exclusivamente por nosotros. A excepción de Google analytics, que es usada y gestionada por google y por nosotros con fines estadísticos. 
Es posible que al navegar por otras webs se publiciten anuncios de nuestros productos, la visualización de estos es gestionada a través de datos obtenidos mediante cookies a las que este sitio web tiene acceso. 

Desactivar cookies 
Usted puede desactivar las cookies. Sin embargo, si usted selecciona esta configuración tendrá dificultad para acceder a ciertas partes de nuestra página web, tener una navegación menos eficaz e incluso tener dificultad para realizar un pedido de forma correcta en este sitio web.

Puede bloquear, restringir, borrar o establecer las cookies que quiere que funcionen en este sitio web mediante la configuración del navegador:

 

Esculturas

 

GR-arquitectos GR-arquitectos

 

El encargo de Proyecto Atarfe S.A. surge tras la conclusión de las obras de urbanización del Parque “La Alameda” y de la construcción de la Plaza de Toros. Es entonces cuando se plantea la necesidad de planificar la integración urbana de los espacios adyacentes a ambos proyectos. Se pretende dotar de significado y grafismo al paisaje con el objeto de  cargarlo de identidad propia y configurar un marco urbanístico con personalidad. Se plantea el tratamiento de las tres rotondas existentes mediante la ubicación de tres esculturas de gran monumentalidad capaces de establecer un diálogo entre ellas.
 
Ha recibido una especial atención la posición de las estructuras escultóricas procurando ofrecer el punto de vista más apropiado y su interrelación, de modo que los posibles recorridos, tanto peatonales como rodados, además de funcionales, se nutran de interés. Se trata de un paisaje diseñado y ordenado por la mano del hombre que adquiere una dimensión contemporánea, viva y dinámica.
 
Para reforzar el carácter unitario e indivisible del proyecto, se ha optado por un discurso estético similar tanto en fondo como en forma. El lenguaje de la abstracción como fondo y la monumentalidad y el hormigón como forma. La elección del hormigón ha sido una de las primeras de las apuestas del proyecto para anclar al lugar elementos fuertes, esculturales y atemporales, que aportan un claro mensaje.
El proceso de diseño para las estructuras escultóricas taurinas parte de un estudio de carácter naturalista de un toro acometiendo. Mediante un trabajo de síntesis ha sido despojado de todo elemento figurativo para establecer un lenguaje abstracto, estructural, donde por eliminación se obtiene formas puras. La verticalidad y la monumentalidad forman los elementos configuradores de estas esculturas. La antesala a una plaza de toros ha de sobrecoger tanto por las dimensiones como por el dramatismo al que prepara. De estas dos esculturas por el momento solo se ha ejecutado una de ellas.
 
Situada próxima al puente de la A-92, la estructura escultórica Medina Elvira conducirá por un lado a las ruinas de Medina Elvira y por otro al recinto ferial cumpliendo una doble marca de identidad hacia esos dos lugares. En el propio diseño se recogen esas dos referencias, los dos grandes pilares que sostienen las estructuras, el hermanamiento con la rotonda taurina, y por otro lado hacen referencia a los dos lugares que pretenden anteceder. Es una puerta de acceso, un doble sentido.
 
Los dos elementos construidos representan a una ciudad con un fuerte intercambio cultural que ha ido dignificándose. Es también una reivindicación de la emancipación de la periferia sobre la capital.