Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios,

¿ aceptas el uso que hacemos de las cookies.? Saber más

Acepto

COOKIES

Al aceptar esta política usted consiente el uso de las cookies utilizadas en este sitio web. 

Concepto de Cookie 
Una cookie es cualquier tipo de archivo o dispositivo que un sitio web descarga en el equipo terminal de un usuario (PC, Teléfono o cualquier otro dispositivo) con la finalidad de facilitar la navegación, almacenar, recuperar y/o actualizar datos. La cookies no daña su ordenador. 

Uso de las cookies en este sitio web 
Las cookies son una parte primordial y esencial del correcto funcionamiento de nuestro sitio web. Utilizamos cookies de:
- identificación
- para la navegación (suponiendo una mejora en la misma y una navegación más cómoda para el usuario)
- para análisis de la navegación (puramente estadísticas)
- para añadir productos al carrito y para comprar productos.

Este sitio web no usa las cookies para almacenar información personal, tampoco para dirigir publicidad nuestra. 

Quién usa las cookies de este sitio web? 
La información que se almacena en la cookies es usada exclusivamente por nosotros. A excepción de Google analytics, que es usada y gestionada por google y por nosotros con fines estadísticos. 
Es posible que al navegar por otras webs se publiciten anuncios de nuestros productos, la visualización de estos es gestionada a través de datos obtenidos mediante cookies a las que este sitio web tiene acceso. 

Desactivar cookies 
Usted puede desactivar las cookies. Sin embargo, si usted selecciona esta configuración tendrá dificultad para acceder a ciertas partes de nuestra página web, tener una navegación menos eficaz e incluso tener dificultad para realizar un pedido de forma correcta en este sitio web.

Puede bloquear, restringir, borrar o establecer las cookies que quiere que funcionen en este sitio web mediante la configuración del navegador:

 

Os invito a DESCARGAROS GRATUITAMENTE EL LIBRO: “REFLEXIONES DESDE LA CIUDAD COMPROMETIDA: Lo que sienten mis pensamientos” a través del enlace que adjunto.

Han pasado ya más de ocho años desde que nació La Ciudad Comprometida y llevaba meses convencido de que necesitaba realizar una cierta mirada retrospectiva, pero sobretodo una mirada a mi interior. Para mi propio aprendizaje pero también para contárosla: porque a través de mi actividad profesional y en el día a día he aprendido bastantes cosas (actitudes, métodos, estrategias) que me son muy útiles y que no querría guardármelas solo para mí. Que quisiera compartirlas.

Y es así como ha surgido este pequeño libro en cuyas páginas va aflorando mi ideario personal y profesional, mi compromiso por vivir y mi compromiso por compartir lo que aprendí. Además, creo que con la publicación de este libro continúo con mi compromiso de humanizar los conocimientos que adquirí y por eso me complace especialmente poder distribuirlo de manera gratuita.

El libro supone un cierto balance sobre mi trayectoria profesional y personal, a caballo entre Europa y América, así como también, de alguna manera, algo de presentación del nuevo camino vital y profesional que he decidido recorrer…

Pero en el libro sobre todo, encontrarás ese pequeño manual que me ha permitido llegar a donde estoy hoy en día, y espero de todo corazón que también te pueda servir a ti tanto como me ha servido a mí. Y si lo deseas, puedes compartir esta invitación con tus amigos y conocidos en las redes sociales.

PORTADA

Pincha en la imagen

Publicado en Noticias y Actualidad

Este domingo pasado, como casi todos ellos, decidí salir a la montaña para hacer senderismo y cargarme de vitalidad… Recordareis que una de mis frases favoritas es esa que dice:

¿Qué hay en los paisajes que no sea una cierta fertilidad en mí?

Pues bien, en esta ocasión recorrí el Barranco Alcázar, en la cara Norte de Sierra Nevada (Jerez del Marquesado, España), primero ascendiendo por su margen izquierda hacia el área recreativa de La Tizná, y ya tras el bocata, descendiendo por su margen derecha. Conociendo un maravilloso paisaje cultural que nos iba narrando cómo el hombre del lugar se relacionó con la montaña y supo convivir con ella.

En realidad el hilo conductor del recorrido fueron las diferentes obras de ingeniería que a lo largo del siglo XX se hicieron para producir electricidad destinada fundamentalmente para las cercanas Minas de hierro de Alquife, hoy clausuradas pero que durante décadas han sido la única fuente de trabajo de toda la comarca del Marquesado. Aunque lógicamente durante el recorrido en cierto como pudimos identificar los vestigios que a lo largo de la historia dejaron estas gentes, con sus costumbres, en el lugar…
Así pues, iniciamos nuestra senda recorriendo un antiguo camino de arrieros que cruzaba la Sierra y que discurrió en gran parte por uno de los “cortafuegos” del bosque de coníferas que fue sembrado allá por los años ’50 y que en apenas unas décadas ha trasformado el paisaje comarcal. Pero enseguida llegamos a los primeros ingenios para producir electricidad, de los muchos que hay en este valle: Las Centrales Hidroeléctricas del Marquesado. Todo un sistema conformado por la recogida de agua de los arroyos y su canalización a través de un canal para que no mucho después, una vez conseguido un gran desnivel respecto del río, caer con toda la fuerza hacia una Central Hidroeléctrica y sus turbinas para producir la electricidad que permitió modernizar las Minas de Alquife.

Y durante el recorrido que nos ocupó unas cinco horas, apreciamos todos los elementos que conformaban estos sistemas de generación de electricidad, absolutamente innovadores para su época y que trajeron la “modernidad” a estas montañas… Canales, balsas de acumulación de agua, cámaras de descarga, la casa del guarda, las tuberías, las centrales con sus turbinas… Un maravilloso patrimonio de arqueología industrial que ojalá que más pronto que tarde pueda sea objeto de las obras de conservación (e incluso de puesta en uso puntual) para que pueda ser “contado” a los visitantes… Por lo que aprovecho desde aquí para mandar un fuerte abrazo y todo mi apoyo a Juan Carlos Guerrero (investigador/soñador local) que está intentando impulsar estas iniciativas…

Y durante el recorrido visitamos una vaquería, o recorrimos diversas acequias de riego, con sus partidores, nos acercamos a las plantaciones de castaños… y de alguna manera, visualizamos también la exquisita manera con la que el hombre popular se relacionó con el medio en el que vivía y con el que convivía…

En definitiva, una maravillosa mañana teniendo como una guía excepcional a la fotógrafa Nuria Hernández, en unos parajes sobrecogedores, que me cargaron de energía y también de pensamientos… y quién sabe si también de proyectos…

WhatsApp Image 2017 10 22 at 18.57.02

 

WhatsApp Image 2017 10 22 at 18.31.26

 

WhatsApp Image 2017 10 22 at 18.57.03

Nunca es justo… pero en Galicia seguramente menos aún… No, no es justo que desde la distancia nos podamos quedar con la idea allí lo que impera es la contracultura del fuego y de los pirómanos, y que la sociedad local los ampara… porque no es ni verdad ni justo… ¿Y sabéis por qué lo digo?

En efecto, en estos días Galicia ha vivido el horror de una ola de incendios asesinos para las personas y sus bienes, asesinos para la naturaleza y los paisajes rurales, y asesinos para un modo de vida, y fatal para las esperanzas de mayor prosperidad de miles de personas… Y no soy un iluso, claro que sé que con seguridad muchas cosas están fallando para que se haya podido dar una campaña de incendios criminalmente orquestada, bien por envidias, sea por malos hábitos, quizás por venganzas o simplemente por expectativas económicas… Urge investigarlo, por supuesto, y también afrontarlo por derecho y en todos los frentes posibles, para erradicar de una vez ese cáncer que se repite sospechosamente cada pocos años…

Pero yo hoy quiero también romper una lanza a favor de la modernidad, el rigor y la responsabilidad con los que la sociedad gallega lleva años trabajando, muy por delante de otras regiones españolas y europeas, para la ordenación, la protección y la gestión de su paisaje. Y eso es lo que os quiero contar brevemente. Veréis:

En el año 2000 se aprobó en Florencia el Convenio Europeo del Paisaje que fue el punto de partida para el reconocimiento legal de este concepto y de su relevancia en relación con la planificación y gestión territorial. Es decir, “el paisaje convertido en un bien público que abarca todo el territorio y un derecho ciudadano como componente de la calidad de vida a través de sus valores naturales, estéticos, patrimoniales y productivos”.

España ratificó dicho convenio a finales de 2007. ¿Y sabéis cual fue la primera región española en incorporarlo a su legislación? Galicia, aprobando acto seguido su Ley de Protección del Paisaje en Galicia, que supuso que desde dicho momento lo paisajístico pasó a ser el marco en el que insertar el análisis territorial:

“Constituye una dimensión básica para la comprensión del territorio y cómo ha sido la relación histórica de los habitantes con este. Por esta razón, la ciudadanía debe jugar un papel activo en la definición de políticas públicas sobre el paisaje, basadas en la toma de decisiones en procesos de participación pública que contribuyan a la captura del conocimiento local, la identificación de temas delicados, gestión de conflictos, democratización y la legitimidad de los procesos, el intercambio de información y, en última instancia, para asegurar la heterogeneidad y la incorporación de diferentes puntos de vista.”

Incorporando desde entonces en sus políticas públicas criterios no solo para la protección de los lugares a los que socialmente se les otorga un gran valor, ya que los mayores retos vendrán en aquellos que están degradados o en riesgo de degradación… O en los paisajes normales, comunes, frecuentes y habituales, que también deben ser gestionados, ordenados y protegidos.

Galicia, lleva años apostando por la consideración del paisaje en las diferentes políticas públicas, lo que implica una visión holística e integradora… donde “la gestión del paisaje se reconoce como un factor fundamental para la competitividad de un territorio, al afectar directamente su mejora económica, turística, ambiental, cultural y social.”

Y en eso, Galicia, reconozcámoslo, ha sido pionera.

Y como veis, desde 2008 lo paisajístico ha estado presente en todos los procedimientos de evaluación de impacto ambiental de proyectos y evaluación ambiental estratégica de planes. Además, en 2011 entró en vigor su Estrategia del Paisaje de Galicia con una clara vocación de sensibilización y difusión. Y que en 2016 ha dado lugar a la realización del Atlas de Paisajes de Galicia. Y precisamente en estos días, la Xunta de Galicia acaba de presentar nuevas líneas de acción para el periodo 2017/2020… como resultado de un trabajo exhaustivo, riguroso y participativo… cuyo enlace os comparto: ESTRATEXIA DA PAISAXE GALEGA (2017-2020)

Por tanto, toda la solidaridad de La Ciudad Comprometida con esta tierra hermosa, sabia y sensible… y también rigurosa, moderna y ambiciosa… ¡Porque Galicia lo vale!

Estratexia da paisaxe galega. Xunta de Galicia

 

Martes, 10 Octubre 2017 07:00

PAISAJE Y HÁBITAT EN LA ALPUJARRA

Hace unos días, con motivo de una de mis reflexiones en La Ciudad Comprometida, en la que hablaba de la orfandad que aqueja a los minúsculos municipios de La Alpujarra (Comarca andaluza ubicada entre las provincias de Granada y Almería), mi apreciado amigo, el arquitecto onubense Guillermo Duclós Bautista, uno de los especialistas con mayor sensibilidad que conozco, para mejor ilustrar mis palabras quiso compartirnos en las redes sociales su “álbum fotográfico” sobre esta tierra y yo, claro, le propuse compartirlo mejor con todos vosotros, para lo cual os las muestro aprovechando para rescatar unas palabras que escribí hace tiempo sobre “Paisaje y Hábitat en La Alpujarra”, en la seguridad de que ambos discursos se reforzarán mutuamente:

“El paisaje constituye, sin duda, uno de los elementos más significativos de la Alpujarra – Sierra Nevada. El paisaje de éste ámbito se caracteriza por la intensa humanización y el equilibrio que tradicionalmente ha existido entre el aprovechamiento del medio y la conservación de los recursos ambientales existentes. De esta simbiosis surge un ámbito peculiar, donde tanto valor e interés tienen los núcleos de población como el propio medio natural en el que se inscriben.

Se trata de un área montañosa en la que incluso se localizan las mayores cumbres de la península Ibérica, extendiéndose las comarcas alpujarreña y del alto río Nacimiento, respectivamente, por las vertientes meridionales y septentrionales de Sierra Nevada. Un amplio espacio situado entre las provincias de Almería y Granada, relativamente aislado del exterior por la escasez de comunicaciones, pero aún más recóndito internamente debido a la compartimentación a la que obliga la complejidad del relieve.

El hecho montañoso es, sin duda, la condición geográfica más determinante del área, lo que ha conllevado, entre otros múltiples efectos, el arraigo de una cultura tradicional, el refugio de unos modos de vida ancestrales y de unas formas de hábitat (asentamientos) y habitación (construcciones) singulares.

Se expresa en ésta una sola realidad paisajística que la hace perfectamente identificable respecto a otros espacios. Pero, a la vez, posee tal diversidad interna que se la puede considerar como un extenso mosaico de muy diferentes formas, tamaños y colores.

Este mosico se traduce en elementos tan diversos como las altas lomas cubiertas por verdes masas forestales, pastizales y cultivos hasta las vegas que se encajan en los fondos del valle, pasando por los aterrazamientos de ladera construidos por paratas de piedra y salvaguardados con árboles en los linderos y las mollares laderas cubiertas de almendros y vides.

Esta diversidad de paisaje y los matices que surgen por cada rincón suponen una vivencia de sensaciones visuales, auditivas y aromáticas únicas.


La Alpujarra

Pincha en la imagen para acceder al álbum completo.

 

Los núcleos tradicionales de la comarca, constituyen una de sus más importantes manifestaciones culturales y representan una perfecta muestra de equilibrio entre el asentamiento humano y la naturaleza. Además, juegan un papel integrador que conforma el territorio y el paisaje, manteniendo sus características y convirtiéndose en las señas de identidad comarcal.

La arquitectura tradicional presenta un indudable carácter unitario siendo quizás el más evidente de los distintivos de la comarca. A ello contribuye la belleza de las construcciones, pues en ellas se combinan magistralmente la asimetría de sus volúmenes con el equilibrio en sus medidas y proporciones.

La casa popular es parte integrante del paisaje en un buen ejemplo de armonía con la naturaleza. Los materiales presentes en el entorno son los elementos básicos para su construcción, adoptando una estructura a base de formas cúbicas. Las edificaciones, caracterizadas por sus techos o terraos cubiertos de launa, se encaraman sobre los barrancos y laderas creando conjuntos urbanos que se despliegan como mantos blancos que contrastan sobre la montaña.

De manera recíproca, el paisaje natural se convierte en protagonista en la escena urbana de los núcleos, manifestándose desde los miradores, paseos-mirador, por encima de las edificaciones o enmarcado por las mismas, cualificando de esta manera los recorridos urbanos y convirtiéndose en un valor añadido al indudable interés ambiental de los pueblos de la comarca.”

REFLEXIONES SOBRE LA ORFANDAD DE LA ALPUJARRA GRANADINA

Lunes, 02 Octubre 2017 07:00

VIVIENDO LA CIUDAD A TRAVÉS DE MIS OJOS

Recientemente he recibido un exquisito regalo que quiero compartir con vosotros… Me han regalado un relato o más bien un retrato en el que se refleja a través de otros ojos cómo es mi relación con Granada, mi Granada… Pero os cuento:

A finales de Julio pasado, por una serie de simpáticas casualidades acompañé, haciendo de cicerone en su paseo por la ciudad, a una visitante norteamericana, observadora, culta y sensible, que se reencontraba con Granada tras 20 años de ausencia ya que por entonces estuvo en nuestra universidad cursando estudios… Y yo, que estaba recién llegado tras varias semanas en Perú y Colombia y en mi condición de “granadino errante”, imaginareis que estaba encantado de volver a mi tierra y deseoso de volver a recorrer cada uno de los rincones que me llevo en la memoria cada vez que parto lejos…

El caso es que se sucedió un interesante paseo por la ciudad histórica además de por las laderas del Darro, siguiendo el curso de la Acequia Real de La Alhambra…

JC PlazaCarmen

Es fácil imaginar el gozo que sentía al reencontrarme con mi amada ciudad y visualizarla a través de la mirada emocionada y sorprendida de un visitante extranjero, sobretodo siendo en Granada, una ciudad evocadora. Sin embargo nunca pude sospechar que también ella, la estaba contemplando precisamente a través de mis ojos… Los ojos enamorados del viajero que vuelve a casa. Los ojos del lugareño que no puede evitar departir sobre el porqué de cada rincón. Los ojos de un hombre mediterráneo que vive la calle, las plazas y los encuentros con ese poso que han dejado varios milenios de intercambios entre culturas… Y seguramente también con los ojos del apasionado urbanista que hizo de la pedagogía de la ciudad un compromiso…

Y ese ha sido el regalo que me ha hecho Kim Hall, porque con su poesía me muestra cómo me ve ella, sin filtros, dentro de mi ciudad, al mismo tiempo que reconoce que ella también a su vez recibió otro regalo, ya que al percibir todo a través mía, vivió una nueva experiencia de Granada, una ciudad que ha amado durante 20 años… Y un regalo en definitiva que yo también quiero trasmitirte a ti, lector, "para que te sientas inspirado para amar y explorar verdaderamente tu ciudad, y también las nuevas ciudades que puedas conocer en el futuro"... Pero mejor, si te parece, que puedas comprobarlo tu mismo leyendo esa poesía (en español y en versión original):

"La Nueva Experiencia de la Cuidad

La pasión que este hombre tenia por la ciudad era algo que nunca había visto antes;
Él irradiaba energía mientras caminaba por la calle.
La conexión lo que tenía con la ciudad era auténtica y absoluta.

Sus cantos, risas y silbidos,
añadidos al coro sinfónico de una ciudad viva.

Cada calle parecía más que familiar,
como si fuera el pasillo de su casa.

Cada escaparate de una tienda,
era una reminiscencia de una pintura que había colgado personalmente para adornar las paredes de su hogar.

Cada flor floreciente,
tenía el aspecto de un regalo de bienvenida a casa,
especialmente el dulce jazmín.

Cada fuente, estatua y plaza tenían un nombre, un cuento y una historia
como si fuesen miembros de su familia.

Cada persona, incluso un extraño,
fue recibido con una sonrisa. . .
como si fueran parientes regresando para una reunión.

Cuando llamó a la ciudad por su nombre,
fue con el mismo orgullo que uno tiene al presentar a su hijo.

La ciudad en realidad era su casa,
Y su "casa real" era simplemente un lugar donde descansar la cabeza por la noche..

Todos tenemos la capacidad de experimentar esta conectividad.

Este regalo es para los que se unen en el camino de:

Cuidar de una ciudad, como si fuera la suya.
Respetando una ciudad, como si fuera la suya.
Protegiendo una ciudad, como si fuera la suya.
Contribuir a una ciudad, como si fuera la suya.
Disfrutando de una ciudad, como si fuera la suya.
Viviendo verdaderamente en una ciudad, como si fuera la suya.
Y amar una ciudad, como si fuera la suya.

La verdad sea dicha,
soy parte de una cultura que invierte casi todo en sus hogares,
y "visita su ciudad" solo de vez en cuando, aunque vivamos en ella.

Ahora, me siento inspirada a lograr un mejor equilibrio,
para volver a reconocerme con mi ciudad.
Para explorar lo que está justo delante de mí.
Para apreciar la belleza natural única que mi ciudad ofrece.
Para experimentar mi ciudad de una manera nueva.

¡Porque una vez que vas a ese paseo mágico con alguien que tiene este don,
nunca volverás a ver esa ciudad como antes lo hubieses hecho!

KIM HALL

"The New City Experience"

His passion for the city was something I have never witnessed before;
he radiated energy while walking down the street.
The connection he had with the city was authentic and absolute.

His singing, laughing and whistling,
added to the symphonic chorus of a working city.

Each street seemed beyond familiar,
as though they were the hallways within his home.

Each storefront window,
was reminiscent of a painting he had personally hung to adorn the walls.

Each blooming flower,
had the appearance of a welcome home gift,
especially the sweet Jasmine.

Each fountain, statue and plaza had a name, a story and a history-
comparable to members of the family.

Each person- even the stranger,
was welcomed with a smile. . .
as if they were relatives returning for a reunion.

When he called the city by it’s name,
it was with the same pride one has when introducing their child.

The city in reality was his home,
And his “physical home” was simply a place to rest his head at night.

We all have the ability to experience this connectivity.

This gift is for the ones who join in the journey of. . .

caring for a city, like it is their own.
respecting a city, like it is their own.
protecting a city, like it is their own.
giving back to a city, like it is their own.
enjoying a city, like it is their own.
truly living in a city, like it is their own.
and loving a city, like it their own.

Truth be told,
I am part of a culture that invests almost everything into their homes-
And “visits the city” from time to time even though we live within.

Now, I am inspired to strike a better balance-
to get reacquainted with my city.
to explore what is right in front of me.
to appreciate the unique natural beauty my city provides.
to experience my city in a new found way.

Because, once you go on that magical walk with someone who has this gift,
you will never see a city the same again!

 

Publicado en La Ciudad Comprometida